14.4.07

SOS PRETENCIOSA (un diálogo ♂♀)


♂:— Una buena forma de comprender la totalidad es indagar las partes.
♀:— Precisamente el todo está en las partes. Las manos de Dios en los detalles.
♂:— Exacto. Imaginemos por ejemplo nuestra actual representación del cosmos: por más
cientificismos que utilicemos cualquier representación no es más que un reflejo interno.
Creemos que el Universo se generó en el big bang, es decir, una explosión que detonó todo, cuando originalmente toda la materia comprimida estuvo comprendida en un punto.
♀:— Todo bajo este sol podría describirse con ese esquema.
♂:— Sí. La naturaleza no parece andar muy sobrada de pautas: manifiesta unas cuantas y las repite al infinito. Y al big bang, aún en expansión sucederá el big crunch o gran implosión. El todo se irá comprimiendo para retornar a la nada originaria. Frente a la primitiva indiferenciación la posesión de un yo apartado de nuestros semejantes es una adaptación miserable. Nada puede contra la muerte. Así en la tierra como en el cielo. Como es arriba es abajo. Como es adentro es afuera.
♀: — Pero tengamos en cuenta la existencia de los agujeros negros: estrellas que han colapsado irradiando pautas que desconocemos desde ningún lado hacia ningún lugar, espacios de antimateria que cancelan todas las leyes referidas. Es en este punto precisamente donde debería situarse el pensamiento de los artistas.
♂:— Sos pretenciosa...

(silencio. incierta luz de estrellas muertas)

♀:—Todo estuvo comprimido en un punto? ¿Qué significa eso?
♂:—Que alguna vez estuvimos juntos.

(nada nuevo bajo el sol —ni sobre él— ni más allá aún)

10 comentarios:

Fender Gebiet dijo...

Buenas: si bien me encantó la reflexión final ("estuvimos juntos") sobre la singularidad previa al Big Bang, debo decirte que no hace falta remontarse tan lejos para asumirse juntos: somos materia de estrellas, y nuestros átomos estuvieron juntos también hace poco (cosmológicamente hablando) en la supernova que desparramó los ladrillos con que está hecho todo lo que vemos, incluso nosotros.
También, subrayar que aún no se sabe a ciencia cierta cuál será el destino del universo. Hay quienes apuestan -son cada vez más- por el Big Crunch. Otros creen que el universo se expandirá por siempre, y todo terminará en una sopa de agujeros negros, que se irán evaporando con los eones, hasta una nada inverosímil.
Es más romántico pensar que acabaremos todos juntos de nuevo: otra vez, no hace falta irse tan lejos como en el Big Crunch... Quizá seamos absorbidos por algún agujero negro (descartemos al Sol, que nunca lo será) muchísimo antes y sin necesidad de esperar tal cataclismo.

(No hacerme mucho caso es recomendable).

(j.g.) dijo...

gracias por tus pensamientos amigo fender,son por demás certeros y también por tu recomendación en http://nosomosvagos.blogspot.com/ de la que fui notificado por sibila. la vastedad del universo podría descalabrarnos y tal vez, hoy que la ciencia termina por tocarse con las antiguas religiones del todo, el mismo shakespeare tenga razón científica al decir que "estamos hechos de la sustancia de los sueños"

Meridiana dijo...

Bueno estimado J.G. (y ya le dije lo que pienso de estas iniciales) hay posibilidades inquietantes en esos agujeros negros que lejos están de lo romántico. Hablando de niñas y niños, me viene a la mente la peli Horizont Heaven , que acá se estrenó como La Nave de la Muerte. Le diría que todos la pasaron mal en esos pasillos y el tema era el viejo tema de siempre:
que solos estamos y cuanto necesitamos una piel amiga, deseos de eternidad aparte... Magistral ese: "estuvimos juntos". Se lo dije, lo suyo es el tema amoroso en todas sus negras formas

Lilián

Sofia dijo...

Mmm, bastante pretensiosa...
Pero si hablas de compresión inicial y compresión final, entonces estuvieron juntos, sí, pero volverán otra vez a estarlo.

Me has mencionado a Holderlin (o será Scardanelli?), no he leído nada de él, así que malo no sería llevar alguno de sus libros a esa mi plaza, y así ya podrías saber el título de la portada.

Saludos y gracias por visita y tu comentario.

(j.g.) dijo...

hola MERIDIANA, que gusto encontrarla por aquí. en verdad podemos pensar en esos espacios de antimateria como verdaderas entradas dimensionales. usted lo sabe por su costado adicto a la ciencia ficción. el cosmos es violento y maravilloso y también desconocido. tal vez también la vida se pueda definir en esos mismos términos.

(j.g.) dijo...

hola SOFIA, amiga del país de huidobro y teillier por mencionar algunos de mis favoritos. sabe? intuyo que holderln- sacardanelli algo supo de esto. no solo por su romance con la atenea diótima y su propia implosión sino también porque en una era pre espacial leía ciencia para aplicarla a la literatura y habla de obras de órbita excéntrica y cosas así. como buen poeta, su reloj parecía adelantar.

Lolita dijo...

"Alguna vez estuvimos juntos"

¿A eso se reduce nuestra calidad de reducto de estrella, en eso termina toda la compresión universal, todo el caos interestelar?

Triste....¡Que triste suena!
Saludos...

(j.g.) dijo...

tal vez esté en nosotros recuperar ese yo originario donde fuimos parte de la totalidad,más allá del diálogo hombre y mujer del relato. pequeños dioses anestesiados. gracias por tu comentario lolita.

orquidea dijo...

Agujeros negros...imagino que ellos conducen al reservorio cósmico ilimitado de abundancia y energía creativa...del que bebemos los artistas ciertas noches...o madrugadas...en esos exquisitos momentos de fugaz inspiración....
gracias por visitarme y por tu beso en mi mano al estilo de los caballeros...jamás nadie me beso así en esta vida...
-es muy hermoso lo que escribes...-

besos de otoño para ti...

(j.g.) dijo...

gracias orquidea, mis respetos.