26.10.08

todas esas guerras por ganar


La Idea contra la Realidad.
La libertad contra la naturaleza.
El acontecimiento contra el estado de las cosas.
La verdad contra las opiniones.
La intensidad de la vida contra la insignificancia de la supervivencia
La igualdad contra la equidad.
El levantamiento contra la aceptación.
La eternidad contra la historia.
La ciencia contra la técnica.
El arte contra la cultura.
La política contra la gestión de los asuntos.
El amor contra la familia.

«entre los sobresaltos del soplo de lo no dicho»

la ciudad a la luz de las mareas pregunta:
¿CUÁL ES TU GUERRA?


*las palabras de esta entrada pertenecen al libro EL SIGLO de ALAIN BADIOU, Manantial, Buenos Aires, y más allá de la inevitable des contextualización a que obliga el formato, quieren proponer pensamientos en diálogo.

33 comentarios:

Pol dijo...

Guerra a la nada.
Se anuncian tormentas.

Anónimo dijo...

el nesquick contra el tody, csi contra lost, redford contra newman, elegante y clásica contra original y divertida, la tintura contra las canas, el gimnasio contra el libro, vieja y natural contra operada y divina, enfin no se en ningún caso quién gana

Akasha ::.. dijo...

La de todos los dias, la que vale la pena vivir, claro.

Vulcano dijo...

La cara descubierta contra el disfráz,
Los sueños contra el sueño,
La pasión contra el conformismo,
El duelo contra el luto,
El amor contra el sexo
El sexo contra la castidad.

Besos,

Vulcano.

UMA dijo...

No sè si llamarlas guerras, batallas, tienen mucho de ello.
Soy una eterna disconforme y como tal, siempre tiro a màs, no podrìa hacer una lista detallada, pero hay valores que uno subleva sobre todas las cosas, la verdad, la sinceridad, la pasiòn, fomentar todas las cosas que ayuden a no menguarnos.
Un beso, Javi.

*cleopatra* dijo...

Guerra a la frialdad, a la distancia, a la crueldad y a la inconsistencia.

Saludos

MARAIA BLACKE dijo...

la del silencio contra la palabra...Mi guerra personal es vencer el silencio; el silencio de vida muerta; el silencio oxidado de los fonemas atorados en mi garganta; el grito que zumba en mis oídos sin voz.
Me gusto mucho este post
Te dejo un gran abrazo Javier!

meridiana dijo...

La Poesía contra el lugar común...

Liliana

Insomne dijo...

No hay una guerra.. solo miles de batallas, pequeñas, que conforman una vida.. pero se suplen bien y no pesan en la espalda, sobre todo cuando uno quiere ganarse a sí mismo para los demás..

Mi guerra es la de dar felicidad..
Mi paz es el autoperfeccionismo..

Mi batalla sin fin.. soy yo mismo..

Un abrazo hermano

Insomne dijo...

Pd. con un toque de humor..

amor contra reembolso :)

(j.g.) dijo...

POL:
Que vengan, pues, que vengan.
Que llueva.

ANÓNIMO:
Estupendas sus guerras, cotidianas y muy reales.
Gracias por el humor.

AKASHA:
«Ya va a venir el día/ ponte el sol», en versos de Cesar Vallejo.
Cada día, Akasha. Cada día.

VULCANO:

Por todo el fuego de sus guerras.
Gracias por compartirlas aquí.

UMA:
Es eso justamente. Como vos decís: todo lo que ayude a no menguar.
O aún, si algo nos llamara al ocaso... Hay ideas. Y alguna gente, poca en verdad que sigue y vive por esas ideas.
Un beso.

(j.g.) dijo...

CLEOPATRA:
Vamos por todo pues, hasta derretir el hielo.

MARAIA:
El silencio, donde también anidan otras cosas, como en la meditación budista.
Lezama Lima dice: «Lo expulsado por el vacío creador».

LILIANA:
Parece un lugar común. Igual adhiero a tu consigna, un tanto estridente.
Besos a vos y a todas las librianas camorreras.

INSOMNE:
Uno mismo se hace el lugar donde se experimentan todas las batallas que conforman una vida. Un cuerpo.
Sea amor contra reembolso.
Un gran abrazo.

Karol dijo...

ya...hay mucho por ahi porque luchar, no se si sea una guerra, o -como dijo insomme- solamente son batallas, pues ya desde que nacemos estamos librando una,
por mencionar algunas...

el amor contra el ego
la del tiempo contra la eternidad
la del silencio contra los pensamientos

un abrazo

(j.g.) dijo...

KAROL: Es cierto Karol. Buenas batallas las que haz elegido.De más está decir que no se trata de exaltar un sentimiento belicista sino de ahondar en las ideas.Como esa frase atribuida a Heráclito que dice «La guerra es la madre de todas las cosas».
Buenas batallas las tuyas, pues.

(j.g.) dijo...

Les dejo esta letra de un gran tema de Leonard Cohen

THERE IS A WAR
HAY UNA GUERRA


HAY una guerra entre el rico y el pobre,
una guerra entre hombre y mujer.
Hay una guerra entre los que dicen que hay una guerra
y los que dicen que no la hay.
Por qué no vuelves a la guerra, eso es, métete en ella.
Por qué no vuelves a la guerra, acaba de empezar.
Bueno, vivo aquí con una mujer y un bebé,
la situación me pone algo nervioso.
Sí, salgo de entre sus brazos, ella dice «supongo que a esto llamas amor».
Yo lo llamo un servicio.
Por qué no vuelves a la guerra, no seas un turista.
Por qué no vuelves a la guerra, antes de que nos hiera.
Por qué no vuelves a la guerra, pongámonos todos nerviosos.
No puedes aguantar aquello en lo que me he convertido,
prefieres con diferencia al caballero que era antes.
Era tan fácil de derrotar, tan fácil de controlar.
Ni siquiera sabía que había una guerra.
Por qué no vuelves a la guerra, no te averguences.
Por qué no vuelves a la guerra, todavía puedes casarte.
Hay una guerra entre el rico y el pobre,
una guerra entre el hombre y la mujer.
Hay una guerra entre la derecha y la izquierda,
una guerra entre el blanco y el negro,
una guerra entre los pares y los impares.
Por qué no vuelves a la guerra, recoge tu minúscula carga.
Por qué no vuelves a la guerra, empecemos todos desde cero.
Por qué no vuelves a la guerra, ¿es que no me oyes hablar?

Arha dijo...

qué tema caballero


justo cuando la elíptica del cielo marca escorpio, energía del conflicto
enfrentamiento con la sombra

siempre hay dos extremos
y hasya que se alquimizan, hacen la guerra

en mí?


la vida contra la muerte


el vacío contra el sentido

el aire contra la tierra

el amor contra el amor

la insistencia contra la entrega

el caos contra el cosmos





abrazos queriendo volver

meridiana dijo...

no me gusta nada la palabra guerra, prefiero decir pelea, lucha, ahora si leo esa canción de Cohen, si la escucho, como no acordar que estamos en guerra permanente

y que si no lo estuvierámos, ay! si nos quedaramos quietos y no pudierámos, si no intentáramos al menos...

en una de mis novelas favoritas un Dios Emperador le obsequia a la humanidad 3000 años de paz, de prosperidad y quietud,LE IMPIDE cualquier cosa en contra de ese "bienestar" ya podrá Ud. imaginar lo que sucede: no estamos aptos para la inmovilidad.

acuerdo con Insomne que hay miles de batallas, la mía personal es la de no ceder al claustro, a los muros del encierro.

la más importante es la de no conformarme con que día a día nos despierten para una NUEVA GUERRA, sea la del Wall Street, sea la mirar al otro (el extranjero, el diferente) como enemigo.

abrazo
Lilián

La Gata Insomne dijo...

guerreo a diario y en desventaja
es una guerra civil, una parte de mí contra la otra

no hay tregua, se pierde tiempo para hacer otras cosas, no quéda líbido para la creación

necesito una amnistía!!!

saludos

La Gata Insomne dijo...

guerreo a diario y en desventaja
es una guerra civil, una parte de mí contra la otra

no hay tregua, se pierde tiempo para hacer otras cosas, no quéda líbido para la creación

necesito una amnistía!!!

saludos

Cíclopa dijo...

Guerra contra los que cortan los Puentes/

sibila dijo...

acción contra victimización. guerra? no sé si guerra. batalla cotidiana, quizá.

(j.g.) dijo...

ARHA
Ah, sí, el tránsito por Escorpio exalta las pasiones, o como vos decís, la integración de la sombra.

Vida y muerte, Eros y Tanatos, vaya pulsiones. Leo cosmogonías y cosmoagonías.

Amor contra amor.

Abrazos


LILIÁN
Insisto con la guerra como principio generador, como idealismo, no como las masacres estilo video game de Bush.
3.000 años de paz… vaya. Con lo que hablamos ayer, acerca de lo que fue el siglo XX y sus masacres, cuesta imaginarlo.
Y mirá, siguiendo con refranes un tanto baratos, a todo claustro le llegan los cañonazos. Hablábamos también de Kakfa. Siempre me impresionó un fragmento de sus cuadernos donde dice que es imposible no vivir:

No es necesario que salgas de tu casa. Quédate junto a la mesa y escucha. Ni siquiera escuches, espera solamente. Ni siquiera esperes, quédate solo y en silencio. El mundo llegará hasta ti para hacerse desenmascarar, no puede dejar de hacerlo, se prosternará estático a tus pies.

LA GATA INSOMNE

Pues amnistía ya para la gata, e integración urgente de los opuestos para su proceso creador.

Un gran abrazo.

(j.g.) dijo...

CICLOPA
Conociéndote imagino que no es precisamente una consigna contra los piqueteros, pues los puentes son muy importantes para vos.
No ibas contando los puentes que faltaban para llegar?
Puente, tránsito, continuidad.

SIBILA
Es una batalla, pero es también una guerra.
Y en mi humilde opinión, de causa muy justa.
La victimización ésta arraigadahasta lo indecible.
Volviendo a Kakfa, es la inscripción de los poderes en el curerpo.
Me dirán violento o eterno adolescente, más siguiendo a Monelle, digo:
He aquí la palabra: Destruye. Destruye. Destruye.

Veronika dijo...

Hola Javier, yo creo que la guerra por ganar es la mía en particular; los demonios en mi contra se suceden un día de por medio; apuesto a mí, sin mucha fe... solo por no darle gusto al Diablo.

Y para zambullirme en la esperanza total está esa guerra que debemos aniquilar, la de los unos contra los otros...

ABRAZOS

Basquiat dijo...

uy, en este momento tengo tantas, las ordeno y vuelvo.

cr dijo...

Me quedo con el fragmento de kafka.
Me he dado cuenta que la guerra, la interna, simplemente ES, puedo hacerle guerra, si. Pero pareciera invencible. Entonces...Mi guerra? contra mi guerra...si, lo sé, una locura...una lucha eterna que se retroalimenta.
Igual son las 5 am, llevaba tiempo que no te leía y me encuentro con esto...
Buena manera de guerrear contra el insomnio estéril.
un abrazo

cr dijo...

Me quedo con el fragmento de kafka.
Me he dado cuenta que la guerra, la interna, simplemente ES, puedo hacerle guerra, si. Pero pareciera invencible. Entonces...Mi guerra? contra mi guerra...si, lo sé, una locura...una lucha eterna que se retroalimenta.
Igual son las 5 am, llevaba tiempo que no te leía y me encuentro con esto...
Buena manera de guerrear contra el insomnio estéril.
un abrazo

(j.g.) dijo...

VERONIKA:
Abrazos, Vero.
Vaya guerras solemos librar contra nosotros mismos y afortunadamente, siempre queda otra batalla por librar.
Y es cierto, la guerra de unos contra otros, aunque sea tan vieja como la humanidad misma, es una sinrazón.
Porque suele ser una guerra de pobres contra pobres donde algún poderoso se lleva la ganancia.

BASQUIAT:
Se lo espera cuando quiera, amigo

Abrazo.

CR:
Viste qué bueno ese fragmento de Kafka?
Un placer acompañarte en tu insomnio. Y como vos decís, se retroalimenta pero hay allí un principio generador. Y no creo que esto se oponga a dejar de luchar o al pensamiento zen.
Guerra, causa e ideologías, pero también contemplación y renuncia.
Nada se cancela.
Un abrazo, Cinzia.

Basquiat dijo...

más que ser mi guerra, es la guerra de mi corazón por todo aquello que sabe que alguna vez le perteneció y que hoy no tiene.
como la paz de cuando alguna vez en el mundo hubo justicia.
y aunque no exista la más mínima prueba o vestigio de aquello, el añorar aquel sentimiento significa que alguna vez existió.
gracias por la oportunidad, un fuerte abrazo amigo.

Tuchis dijo...

Muy bacan el blog...
Saludo desde el mundo de los sueños.
Me encanto el nombre, tienes toda la razón

(j.g.) dijo...

BASQUIAT:
La guerra por lo perdido, amigo, que el concepto de justicia justifica ampliamente. Esa Idea contra la que no pueden los poderes del mundo.
Un gran abrazo.

TUCHIS:

Saludos desde el mundo de los sueños, pues.

Sr Ginzburg dijo...

mi guerra no tiene paz.
mi guerra no tiene
mi guerra no.

eduprecidente (con c ) dijo...

La solidaridad y el egoísmo
lo humano y el universo
la aceptación y omnipotencia
la libertad y la cultura,
y siempre hay fuerzas que pugna, por prevalecer
una sobre la otra, es de justo , aceptarlo
ya que una no podría estar sin la otra.
como Eros sin el sentimiento de la muerte
la verdad sin la mentira, por eso no estoy
de acuerdo con el termino de “la guerra”,
la guerra es la aniquilación del otro,
y no su aceptación, y cuando aceptamos
algo, estamos en camino verlo en su
real dimensión .