22.11.10

en aeropuertos (remix)


FOTO: POL NEIMAN

…y la valija abierta habla de huida / pero todavía no podés irte… 
Adrienne rich

The woods are lovely, dark and deep. / But I have promises to keep, / And miles to go before I sleep, / And miles to go before I sleep.

*
Yo solo quería dormir en la nieve.
Uno vuelve -no sé- porque se dice que a algún lugar hay que volver.
Uno hace las valijas y viaja hacia donde rompe la noche.
Con el equipaje en una mano. Y la piel en la otra.

*
¿En cuántos idiomas puedo no entender a una mujer?
Ahora que las luces están bajando y las caricias son el único idioma que nos queda.

*
Paradojas de Holderlin y Rilke acerca de lo divino como algo insoportable.
No se tiene medida de lo que se deja.
Buenos Aires.
Crezcan mis manos al vacío de los días / hacia donde la nieve ya no sabrá de mí.

*
–¿Viste? En cada retorno. Y en cada partida. Algo. Nos cambia para siempre. 
No somos los mismos que se fueron. Porque alguien vuelve. 
Pero no se sabe qué vuelve en quién.

*
Yo, yo quería dormir en la nieve.
Ser parte del viento sobre las catedrales.
Llevo en mi alma a dos señoras de la calle que merendaban en una iglesia de Noruega.
Tocaba una banda de música medieval.
Ellas disfrutaban su bebida caliente.
Yo, yo pensaba en la canción Sisters of mercy de Leonard Cohen.
Y -por un instante-  estaba a la altura de la vida.
Ya no era yo.

*
Los aviones parten hacia diferentes países.
Esta noche. Que aterrizo sin luces.

*
En la catedral de Trondheim, obra maestra de la arquitectura gótica, había papelitos para escribir oraciones y guardarlos en una cesta.
Dejé esta pequeña plegaria:
Oh desprotección / sé mi salvación / y mi corazón resistirá. 
Nada más podría pedirle a la vida.
No. Creo que nada más.

*
Es inasible. La nieve es inasible.
Es inasible.

*
Llego como puedo si es que llego. Tengo un abrigo para la lluvia.
Llego roto. Rotoso. No te llego.
No puedo abarcar lo que dejamos.

*
La vacilación. Conocí gente segura de lo que dice.
Yo no estoy seguro en el lenguaje.
Yo estoy feliz de tropezar en la palabra.

*
Hoy Rimbaud tendría otra forma de viajar.
¿Cómo es una huida hacia delante?
¿Cómo una caída hacia lo alto.

5 comentarios:

Natalia Litvinova dijo...

- yo sólo quería dormir en la nieve-
en el blanco recuerdo, olvido blanco, solo quería dormir

Webmaster dijo...

Buenos días somos administradores de http://peliculasonlinecinema.blogspot.com/. Te escribimos por que estamos buscando intercambiar enlaces de blogroll. Si estas interesado en dicho intercambio solo tienes que escribirnos un comentario en el Blog avisándonos que nos has linkeado y en menos de 24hs subiremos tu link a nuestro blogroll y te avisaremos de inmediato. Nuestro Blog recibe más de 1.000 visitas diarias de 110 países del mundo distintos. Lo dejamos a tu criterio sin ningún tipo de compromiso, desde ya un saludo Atte Webmaster.

darinka dijo...

–¿Viste? En cada retorno. Y en cada partida. Algo. Nos cambia para siempre.
No somos los mismos que se fueron. Porque alguien vuelve.
Pero no se sabe qué vuelve en quién.


Genial! Más cierto imposible, yo pienso que volver de un viaje es como volver a nacer, porque todo lo que siempre viviste lo ves de una manera diferente porque ahora tenes un punto de comparación, que es el lugar al que viajaste.
Lindo bloggg

Karol dijo...

No se si son los días, o los momentos que se viven, tal vez cierto paralelismo, pero tus letras me han dolido...

Hablas de las caricias como lenguaje, de partir, de lo inasible, de resistir. Un día descubrimos que, incluso, nos desconocemos, somos otros y no vimos cuando.

Demasiado intenso, abrazos.

Júlia Zabala dijo...

con permiso... me cuelo en tu blog tan bonito. Si hay que huir que sea hacia adelante. Aunque solo sea por curiosidad. Lo de atrás ya lo tenemos visto.