26.1.07

RELOJES DETENIDOS QUE ADELANTAN


Es cierto que un viejo reloj detenido da la hora cierta dos veces al día.
El reloj íntimo, vital, de algunos poetas está adelantado y da la tónica de su tiempo antes que este tiempo propiamente dicho avecine.
Como la escritura de KAFKA: dio el tono de las sirenas, de las burocracias y los campos de concentración y no solo eso, dio la tónica misma de su siglo.

5 comentarios:

APALABRADA dijo...

Tengo un reloj de pared detenido en mi cocina. Mi amigo relojero me dijo que lo tire y me niego.Gira el segundero pero está parado en las 3 y cuarto.Creo que es un problema de manecillas... No lo tiro porque es de buena marca y él se niega a verlo y repararlo porque dice qeu son muy baratos. Este post me obligará a hacer algo al respecto.
Con respecto a mi reloj íntimo (no el biológico que es inevitable...) se detuvo en la niñez y pienso ser como mi mamá una viejita curiosa e infantil.
Linda forma de presentarme no?
Salut!

morir ciudad vivir intento (jg) dijo...

salud apalabrada, creo que hace muy bien en no tirar ese reloj y pienso que "curiosa" e "infantil" son bellas cualidades en verdad.

R. dijo...

Esta entrada me gusta mucho, es toda una metáfora.

Aunque de manera distinta, yo pienso también en Cortázar, y su Rayuela revolucionaria, su Rayuela de tirar piedrecillas y ya en el juego, desbancar por mucho al lector hembra.

R. dijo...

(Otros tantos hay, Cervantes, cómo dejar de mencionarle... y poetas, poetas... Celan)

Mariana dijo...

El 17 de mayo a las 15:35 pasé por el reloj de la Iglesia Santa María del Mar de Palafrugell. El reloj marcaba las 15:35 pero hubo algo que me hizo sospechar de su sinceridad.

Durante cinco minutos lo miré con recelo. Aunque noté que no se movía, asumí que lo que lo inmóvil y mentiroso era el tiempo.

No son los relojes J, es el tiempo. Tiene tantas caras! Y sólo se ofrece de la manera menos conveniente. Es mezquino cuando te diviertes; es generoso cuando sufres.