25.3.08

¿QUÉ SE AMA CUANDO SE AMA?

«...fui pobre mientras me preservaba y defendía,
desde que me di del todo, me tengo entero...»
(stefan george)»


«¿QUÉ SE AMA CUANDO SE AMA? »

tomo este verso del poeta chileno gonzalo rojas como pregunta conductora de la entrada.
«he tenido muchos amores- dije- pero el más hermoso fue mi amor por los espejos» escribió alejandra pizarnik.
¿un juego de espejos?
¿el lacaniano «dar lo que no se tiene a quien no es»?.
¿sabores y olores plenos de reminiscencias?
¿un tono en la voz, un accidente en el cuerpo, algo en la piel, una contención fundante, cierta sensación de pertenencia, un evangelio de breteles?
abrevar, exiliar, descentrarse, semejarse, diferenciarse...

la ciudad a la luz de las mareas pregunta:

¿QUÉ SE AMA CUANDO SE AMA?

38 comentarios:

Pol dijo...

No tengo idea, lo que sí pienso: Ama a tu prójimo como a ti mismo. Ahora bien: qué pasa cuando me odio?

Anónimo dijo...

"Nadie a otro ama, sino que ama lo que de si hay en él o "se supone";
(...)Te sientes quién eres y eres extranjero...".

de Fernando o alguno de sus heterónimos.


HERMANA

julieta dijo...

hermosa pregunta. si yo supiera la respuesta, no habría hecho un par de cosas que hice y no debí hacer... supongo que lacan tiene razón... pero me gustó eso de que amar o el amor es un accidente en el cuerpo... cuando sepa por qué me gustó, vuelvo...

un beso, javier.

Veronika dijo...

Yo me imagino que TODO porque después me quedò un vacío.
Un abrazo

M.R.D.? dijo...

Se ama la idea de que esa persona tenga muchos de los “requisitos” (o nada de ellos) que uno tiene escritos en su anotador.

(Pensar eso no me gusto)

Se ama lo que genera el otro en uno mismo, lo que uno ve que genera en el otro, lo que emana de la fusión, lo que se siente aunque no se quiera sentir…Y sigo…

Natalia Gonzalez dijo...

Se ama en tanto la eternidad.

Ese espejismo apretado de nuestro compromiso con la trascendencia.



un beso grande para Javier!

Basquiat dijo...

lo que se ama es esa energía adictiva que se haya dentro de nosotros que ni poseyendo por completo a esa persona de todas las formas humanamente posibles logramos saciar, amamos ese caos, ese dispar impulso por ratos incontrolable que tal vez fue el que en su día engendró al mundo. gracías por la propuesta, tenía que soltarlo.

UMA dijo...

Supongo que amamos "querer amar" y ser correspondidos, en cuidado, en responsabilidad y respeto.
"Sólo el amor hace posible el conocimiento, en el acto de amar me encuentro a mí mismo"decìa Erich Fromm.
Hay un amor que està libre de egoìsmo, a ese hay que llegar, coincido con Fromm desde siempre.
Amar es un arte que se aprende.
Un besazo Javi

Cíclopa dijo...

Se ama el motivo- juego de salir y entrar en la escalera de oscuridades- búsqueda de la máscara amada- el acento-la llaga, el líquido de la cicatriz-los rastros-regalar el espejo- proceso de la metamorfosis-de cucaracha en tormenta-

(j.g.) dijo...

Bueno POL, odia a tu prójimo como a ti mismo. Algo en la mirada nos vuelve siempre. ¿Qué se odia cuando se odia? Abrazo, man.

Creo HERMANA que me gusta más la segunda reflexión de Pessoa que la primera. Ser uno mismo pero primero, siempre perder, perderse. Redención en amor Besos.

A mí también me gusta la idea del accidente, JULIETA. Algo en el otro ajeno a los cuerpos desechables del capitalismo. No sé, la inoportuna marca de un bretel en la piel, singularidades que puedan hacer arder sin razón “lógica”.

VERONIKA: Claro, cuando el dar lo que no se tiene es darse y perderse en el otro, ver a través de la otra persona. Pero sobre ese vacío VERO es donde se producen sentidos. Que sea un vacío activo, desesperado, militante. Esos lugares a los que uno retorna con un optimismo incomprensible.

M.R.D.?: Es cierto, por eso es tan entretenido cuando alguien acaba con nuestra idea de “aviso clasificado”.
¿Seremos eso que no podemos controlar?

NATALIA: Sí. Hay puntos de no retorno. Vaya vértigo. La eternidad en un momento. Un gran beso.

BASQUIAT: Qué buena tu reflexión BASQUIAT. Es cierto, está ese anhelo de fusión que, en un punto, se hace imposible saciar. El caos se hace inevitable. Gracias a ti por la respuesta.

UMA: Correspondencias infinitas, sinestésicas como el soneto IV de Baudelaire.
Y cuan cierto que es un arte. Y que se aprende.
Beso.

CICLOPA: Viajar a través de esa oscuridad, atravesar la noche y los espejos, las mutaciones, hacia un posible puerto a lo lejos, tal vez.

sibila dijo...

exilios de lo fundante, j.g.
qué más después de eso?

ema dijo...

¿Qué se ama cuando se ama? Por encima de todo --por sobre todas las cosas-- el cuerpo del otro; amamos esa materialidad que nos habla en todas sus formas: con la palabra, el gesto, la piel, el sexo, la transpiración, la mirada, las manos, los silencios, las distancias, los regresos, las intensidades, las brusquedades, los ensimismamientos, los desboques...
Besos para vos, Javier.
e.

arsenicololita dijo...

Amas lo que quieres amar, lo que buscas amar, lo que te ha hecho falta, lo que hechas de menos, lo que aborreces, lo que quieres olvidar. Amas circulos sin cerrar...

cr dijo...

Javier:
Hay algo para ti en mi blog.
Espero lo disfrutes, es lo minimo que puedo hacer ante los ratos agradables y reflexivos que me regalas.
Un abrazo
Cinzia

(j.g.) dijo...

SIBILA: Exilios de lo fundante, en tanto carencia inaugural o, en otra acepción, la vivencia del amor como experiencia inaugural, fundacional, donde el exilio abre esa grieta cuya sutura solo será la producción de sentido sobre el vacío.

EMA: Hermosa tu enumeración sobre el cuerpo y todo eso que un cuerpo es capaz.

ARSENICO LOLITA: Círculos que constituyan o no un mandala, valen en sí por esa búsqueda, por lo que se juega en cada gesto.

CR: Gracias por tu hermoso premio querida Cinzia, entre otros afectos que a esta altura uno siente cada vez menos virtuales y más reales. Un gran abrazo.

Roccocuchi dijo...

Estoy perdida... no doy con el mapa!!!!!!!!!!!!!!

(j.g.) dijo...

ROCCOCUCHI: Pues a veces es mejor así, sobre todo si de amor se trata...!

(j.g.) dijo...

AQUÍ PUBLICO EL POEMA DE GONZALO ROJAS QUE ORIGINÓ LA ENTRADA. AUNQUE LA LECTURA «LAS LÁGRIMAS DE EROS» DE BATAILLE FUE IGUALMENTE IMPORTANTE.

¿QUÉ SE AMA CUANDO SE AMA?

¿Qué se ama cuando se ama, mi Dios: la luz terrible de la vida
o la luz de la muerte? ¿Qué se busca, qué se halla, qué
es eso: amor? ¿Quién es? ¿La mujer con su hondura, sus rosas, sus volcanes,
o este sol colorado que es mi sangre furiosa
cuando entro en ella hasta las últimas raíces?

¿O todo es un gran juego, Dios mío, y no hay mujer
ni hay hombre sino un solo cuerpo: el tuyo,
repartido en estrellas de hermosura, en partículas fugaces
de eternidad visible?

Me muero en esto, oh Dios, en esta guerra
de ir y venir entre ellas por las calles, de no poder amar
trescientas a la vez, porque estoy condenado siempre a una,
a esa una, a esa única que me diste en el viejo paraíso.

morgana dijo...

Cuando me enamoré, creí que me enamoraba de lo que el otro tenía similar a mí. Pero me desenamoré y no por la pérdida de coincidencias.
Cuando me enamoré, creí que me enamoraba por lo que el otro veía en mí. Pero se desenamoró y no por la falta de visión.
Cuando por fin me enamoré, creí que me enamoraba por lo que el otro tiene y yo no poseo. Pero me desenamoré y no por encontrar cosas en común con ese otro tan distinto.
Descubrí que me enamoré siempre de personas distintas entre sí y la única constante en esas personas... era indudablemente yo.
Quizá simplemente estoy enamorada de mí y me gustan los espejos en donde me veo reflejada. Cada uno de ellos, tan distinto, me mostraba un costado que el anterior no alcanzaba a ver...Los amores parecen ser como espejos.
Saludos amorosos, M.

meridiana dijo...

Estoy convencida de que cuando amamos, el por qué queda del lado del desconocimiento.
Así que está bueno sostener esa pregunta...

Saludos
Liliana.

(j.g.) dijo...

Hay algo del orden de los espejos, MORGANA, pero es tan vasto…
Y además de la mirada que recibimos, esa que es un nutriente en determinadas ocasiones, está también esa particularidad que descubrimos en la otra persona, a la que nadie había llegado antes.
Que lindo es eso. También.
Saludos amorosos.

LILIANA
Gracias por sostener la pregunta, pues.

El Toro de Barro dijo...

Uno ama a la ciudad en la que amó a alguno de sus habitantes. Y la verdad, nada hay peor que no echar de menos ninguna ciudad...

gastix dijo...

i love myself and i want to die

aguantame que ya llego con el libro!!!!
abrazos

(j.g.) dijo...

Que buena reflexión, toro de barro.
Ciudades y amores y botas para perderse.
Exilios en cuerpos y calles.

GASTIX, querido amigo.
"Ven como eres" cantó Cobain y se metió caño y medio.
Como escribe Santa Teresa, y como le habremos dicho a alguna señorita de bien, "no te tardes que te espero"...

meridiana dijo...

Javier, me gusta eso de "un accidente en el cuerpo", que fascinante pensarlo de ese modo
si uno dice accidente y en la palabra misma convoca imágenes muy variadas
accidente como el súbito e espontáneo que ocurre en un choque de vehículos, donde el cuerpo se acomoda perversamente a los comandos?

accidente geográfico entre llanuras y montañas y, bahías, ensenadas, donde se extravían los caminantes?

accidente laboral in itinere, el del tropiezo y la caída y la magulladura?

son muchas imágenes que tienen que ver con el amor, con el espejo y sobre todo con el extravío.

esa cosa de "sacarse", salirse, perderse, EN, como dice Ema, en el cuerpo del otro y como dice Hermana, extranjeros al fin


un abrazo
de regreso al ciberespacio

Lilián

(j.g.) dijo...

CITO A ROLAND BARTHES (DE FRAGMENTOS DE UN DISCURSO AMOROSO):

«Hay allí un gran enigma del que jamás sabré la clave: ¿por qué deseo a Tal?
¿Por qué lo deseo perdurablemente, lánguidamente? ¿Es todo él lo que deseo (una silueta, una forma, un aire)?
¿O no es sólo más que una parte del cuerpo? Y en ese caso, ¿qué es lo que, en ese cuerpo amado, tiene vocación de fetiche para mí? ¿Qué porción tal vez increíblemente tenue, qué accidente?» (Barthes).

(j.g.) dijo...

En un cuerpo otro, extranjeros al fin, como usted ha ido armando la frase LILIÁN.
La extranjería es patria.

Veronika dijo...

"Pero sobre ese vacío VERO es donde se producen sentidos. Que sea un vacío activo, desesperado, militante. Esos lugares a los que uno retorna con un optimismo incomprensible."
Wa sha Allah. Que así sea. El desespero está esperando la subversión que debe producir la felicidad que baje de un cordón plateado más que incomprensible, omnipotente.
Gracias por el poema de Gonzalo Rojas...

meridiana dijo...

Quedé muda con la pregunta sin poder armar una respuesta.
Un beso

Vanesa

(j.g.) dijo...

Pues espero que se produzca esa subversión que refiere, VERO, y ya que usó esa bella palabra ¿por qué no tomar esa felicidad por asalto?

Querida MERIDIANA.
No quiero cansarla con mis paradojas budistas, pero...
¿y si la respuesta la arma a usted?

meridiana dijo...

Jeje je... je je
Probablemente Ud. tenga mas razón de lo que a mi me conviene creer.
Jaja jeje

Vanesas (porque a ésta altura ya somos muchas)

Gabi dijo...

Creo que se ama el mundo que vivimos cuando amamos al otro. No sólo cuenta la persona, sino cómo nos sentimos en su compañía o amando a la distancia, es decir las circunstancias que rodean una relación. Estas pueden ser reales o imaginarias, no importa, lo importante es nuestra percepción sobre ellas.

(j.g.) dijo...

VANE: Saludos a todas vanesas, pues.

GABI: Es muy lindo tu aporte sobre la percepción.
Una vez, bajando del departamento de una novia, pensé que el espejo del ascensor de su casa me devolvía siempre mejor que lo que yo mismo era.
Apliqué esta pequeña metáfora a las circunstacias de la miradacira.

Mariana dijo...

En una mesa de libros rematados aquí en San Juan encontré un libro con el título "Las más bellas cartas de amor" el cual compré por un dólar. El libro contiene cartas de Freud, Joyce, Borges, Hesse, Virginia Woolf, Gabriela Mistral etc dirigidas a sus amados. Si me permites voy a citar un poco de una carta de John Keats a su amada Fanny Brawne:

"Me ha sorprendido que los hombres pudieran morir mártires por la religión. Me he estremecido ante ello. Ya no me estremezco. Podría ser martirizado por mi religión; el amor es mi religión. Podría morir por esto, podría morir por ti. Mi credo es el amor y tú eres su único principio. Me has arrebatado con un poder que no puedo resistir: y con todo podía resistir hasta que te vi; y desde que te he visto me he esforzado a menudo "en razonar contra las razones de mi amor". Ya no puedo hacerlo, el dolor sería demaciado grande. Mi amor es egoísta. No puedo repirar sin ti.
Tuyo para siempre
John Keats
13 de octubre de 1819


Lo que he encontrado en este libro es que todos estos pensadores se hacen añicos ante el sujeto amado. Como no había un medio de comunicación más ágil muchas de estas cartas tienen un contenido muy apasionado, desesperado. Muchos amaban a ese otro que de pronto se convertía en la falta, en un sujeto mil veces imaginado y deseado.

gracias

(j.g.) dijo...

MARIANA: Gracias por esa bella carta de Keats.
Como bien dices el diálogo a menudo es desesperado.
Y seguramente, lo sigue siendo. Gracias, nuevamente.

(j.g.) dijo...

agradeciendo la carta de MARIANA dejo link a nota "cartas de amor"

ángel dijo...

Se ama quizá la in/conciencia de estar de pie sobre la tierra. Gracias por esta reflexión y por la evocación de ese espléndido poema de Gonzalo Rojas. Y por la repetida imagen de la Pizarnik mirándose ante el Árbol de Diana, como en su propio espejo de agua.


Saludos...

(j.g.) dijo...

ANGEL: Gracias a ti por tu participación noctambularia y por apreciar la voz de los poetas. Bienvenidas tus reflexiones en este sitio.